Strobist es portabilidad (a costa de…)

Hace tiempo que no escribo en el blog, aunque llevo tiempo queriendo hacerlo. He bajado un poco el ritmo fotográfico, aunque he seguido trabajando en proyectos (de los que pondré algo pronto). También he habilitado un pequeño espacio como estudio, suficiente para probar iluminaciones y hacer pequeños proyectos. Ahora estoy estudiando la compra de unos flashes de estudio, más que nada para usar cajas de luz grandes y conseguir mayor calidad de luz.

Estas navidades compré un flash para exteriores a baterías Godox EX400 ya que eché de menos más potencia en un par de sesiones en exteriores. Aunque estoy contento con él no puedo recomendarlo porque tiene varias limitaciones que le quitan mucha versatilidad.
• El cable de la antorcha es muy corto. Hay veces que hay que colgar el generador del pie para poder ponerlo a la altura que queremos.
• La regulación de potencia es digital del 1 (mínimo) al 9 (máximo), pero no es lineal. Prácticamente la potencia de luz entre el 6 y el 9 es la misma (no llega a un tercio de paso)
• La potencia mínima es un poco más de ¼. Lo habitual en cualquier otro flash es 1/16. Tan poca regulación no es práctica.
• No vale para modificadores pesados. La zapata de la antorcha es endeble.

A cambio su principal ventaja es que es un modelo realmente “barato” comparado con la competencia, quizás es el modelo más asequible entre los flashes a baterías. Más adelante escribiré un artículo más extenso, y os diré como conseguirlo aún mejor de precio si os sigue interesando.

Strobist es portabilidad porque puedo llevar sin ayuda la cámara y objetivos, cinco flashes, tres pies, un reflector y un buen puñado de modificadores, en un solo viaje. En vez de estas cinco fuentes puedo llevar un EX400 con su pie y un modificador que no pese mucho, pero no más. Solo llevo una fuente de luz en vez de cinco (o más). Estos flashes a baterías contradicen el principio strobist sobre portabilidad. Necesitas ayuda para la iluminación casi obligatoriamente.

Strobist no es conseguir iluminación de estudio con poco desembolso. Por mucho modificador de luz que uses la calidad (de luz) nunca es la misma que la de un flash de estudio. No es que el strobist sea un apaño, es que su objetivo es facilidad de transporte a cambio de calidad.

Joe McNally es el fotógrafo de flash portátil que más admiro. Pero cuando le hacen un encargo serio, en vez de llevar su flashes a pilas lleva un equipo de tres personas con antorchas a baterías Elinchrom Ranger (no los Quadra, sino los Ranger de 1200 Ws, bastante mejores).

Por otro lado estoy dudando entre adquirir flashes de estudio conectados a la red eléctrica o a baterías, siempre teniendo en cuenta que el objetivo es conseguir mayor calidad de luz. Y si comprar de marca reconocida o chinorri.

Si alguien ha pasado por este dilema agradecería su consejo. Seguiremos en contacto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: