Fotografiar con flash en cámara (2)

En el artículo anterior expliqué como funcionan los controles de compensación de exposición y de compensación de flash, y expliqué como combinar la luz de flash con la ambiente. En este artículo explicaré la forma de variar la dirección y el tamaño de luz aparente del flash en cámara: el rebote.

Rebotando el flash:

Flash directo

El flash directo proporciona una luz dura, directa y centrada en el eje de la cámara, lo cual como he mencionado antes es nefasta para retrato: Elimina las sombras y aplana los rasgos. Además si no controlamos la exposición aparecerá la sombra de flash que elimina la luz ambiente y deja el fondo subexpuesto. ¿Cómo podemos modificar estas características de la luz manteniendo el flash sobre la cámara? Apuntándolo hacia una superficie de color relativamente neutro, de esta forma “rebotará la luz” aumentando su tamaño aparente y proporcionando luz desde un punto distinto al frontal. A esta técnica se le llama rebotar el flash. Podemos usar como superficie de rebote una pared (gris o blanca), un techo, un espejo, una cortina, una mampara, una nevera… comienza a ver el mundo como una serie de superficies reflectantes de las que puedes hacer que brote tu luz. Simplemente gira la cabeza del flash hacia tu superficie y dispara.

Flash rebotado en una pared

Rebotar el flash sobre una superficie aumentará el tamaño efectivo de la luz (a lo que abarque el flash sobre la superficie) y te permitirá arrojar luz desde una dirección distinta del eje de la cámara.

Una técnica muy habitual de flash en cámara y de strobist es rebotar en el techo, ya que suele ser una superficie blanca, no está demasiado lejos (con lo que la caída de luz no debe de ser muy grande). El ángulo en que posiciones el cabezal del flash influye en cómo incide la iluminación. A 90º (girado completamente hacia el techo) proporcionará una luz más uniforme y rellenará las sombras, pero necesitará mayor potencia. A 70-75º crea más sombras, pero a la vez proporciona volumen a la cara.

Flash rebotado a 70º (50 mm).

Flash rebotado a 90º – 50 mm

Tenemos que tener cuidado cuando rebotemos el flash en el techo. Si estamos muy cerca del sujeto la luz rebotada estará muy contrapicada (ángulo de rebote muy estrecho) y proyectará sombras sobre los ojos. Un teleobjetivo nos ayudará a alejarnos del sujeto, de esta forma la luz descenderá del techo en un ángulo menos inclinado y producirá menos sombras.

Flash rebotado a 70º – 100 mm

Flash rebotado a 90º – 100 mm

Cúpula difusora (Sto-fen):

Flash a 90º con cúpula difusora

Si tu flash es de gama media o alta posiblemente lo incluya, si no tendrás que comprarlo. No te preocupes, salen relativamente baratos.

Su función es básicamente convertir el flash en una bombilla, es decir, una luz que abarque (casi) los 360º. Al contrario de lo que se suele pensar, no hace la luz más suave, ya que sigue siendo una fuente puntual, pero en una habitación pequeña rebotará en todas las direcciones y sí proporcionará luz de relleno. Al usarlo quita entre 1 y 2 pasos de luz al flash (la luz que emite es la mitad o la cuarta parte).

¿Para qué es útil estando en zapata? Pues por ejemplo para iluminar interiores. Es como tener una lámpara sobre la cámara. También puede utilizarse combinado con el rebote, apuntando el cabezal del flash hacia el techo. No sólo nos proporcionará la luz rebotada en el techo, sino la que se rebote en todas las superficies y, lo que es más importante, parte de la luz del flash irá directamente a la cara del sujeto con lo que lo realzará y le proporcionará brillo en los ojos. Todo a cambio de la pérdida de luz.

También sirve, aunque parezca una tontería, para disminuir la potencia del flash. Imaginemos una escena con una luz ambiente muy tenue, tanto que para captarla necesitamos un objetivo muy luminoso y subir mucho la sensibilidad (ISO 800 o superior). Aun así necesitamos el flash para iluminar el sujeto. Lo normal es que con estas condiciones la luz del flash queme la escena. Si usamos la cúpula nos reducirá la intensidad del flash. Incluso si necesitas disminuirla más puedes girar el cabezal del flash a un lado, con lo que solo iluminará el lateral del difusor.

En esta fotografía, hasta la mínima potencia del flash hubiese “matado” la luz de las velas. Se usó la cúpula difusora y se giró el cabezal del flash para evitar que la luz de flash resaltase.

Flash de relleno:

¿Alguna vez has disparado a contraluz y te ha salido un sujeto negro sobre un fondo lleno de luz? El flash de relleno iguala la exposición del sujeto con la del fondo.

Flash de relleno

Los modelos superiores incorporan un modo que hace que proporcione luz de relleno. Para los que no tienen esta función  deberán de acertar con la compensación correcta, que depende principalmente de la reflectividad del sujeto (traje y color de piel), la escena (luces o sombras) y la composición (principalmente cuanto ocupa el sujeto en el encuadre). Un buen comienzo es bajar alrededor de 1 paso la compensación de exposición de flash. La compensación óptima estará entre -2EV y +1EV.

Tarjeta de rebote:

Fotografía con tarjeta de rebote.

Anteriormente he mencionado el Lumiquest 80 / 20. Se trata de un accesorio pensado para proyectar el 80% de la luz del flash hacia el techo y el 20% restante hacia los ojos del sujeto, dándoles brillo y vida. Pues la tarjeta de rebote funciona de forma similar, sólo que tiene menor superficie. Cuando rebotes el flash en el techo, levántala y darás vida a los ojos.

La tarjeta de rebote está alojada en el interior del cabezal del flash junto a la lente fresnel. Sólo tienes que tirar de ella para extraerla.

Además de la tarjeta de rebote incorporada en el flash se venden accesorios que actúan similarmente pero con mayor superficie. Una solución casera muy habitual es recortar una lámina de plástico blanco con una superficie bastante mayor que la del flash, pegarlo al cabezal con velcro y usarlo como tarjeta de rebote. Otra solución comercial es el Lumiquest 80-20

Lumiquest 80-20:

Flash con Lumiquest 80-20 rebotado en el techo.

Hablo de este modificador porque es el que tengo, aunque lo recomiendan muchos autores. Muchas marcas tienen similares y como he mencionado antes os podeis hacer uno casero. Esta tarjeta de rebote de gran tamaño se llama así porque está pensada para proyectar el 80% de la luz del flash hacia el techo a través de sus agujeros, y el otro 20% diréctamente hacia los ojos del sujeto. Su principal ventaja con respecto a la tarjeta de rebote es que abarca mayor superficie y la distribución de luz sobre la cara es más uniforme.

Próximo artículo: Usar un flash en cámara y otro fuera de cámara.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: